La magia de Abundancia

12.08.2017


La semana pasada tenía el difusor puesto con el aceite Abundancia en el trabajo. Una compañera me preguntó para qué servía: para aumentar nuestra frecuencia energética, conectar con la ley de la atracción y ayudarnos a ver todo lo bueno que hay a nuestro alrededor, le dije.

Por ejemplo, no te extrañe que llegue ahora una persona y nos regale algo... Se quedó así la cosa. Al poco tiempo apareció mi amiga Isa, del blog  Mariposas Blancas, con unas trufas y con el libro Green, de Rebeca Leffler. Fue un momento muy divertido porque mi compañera se quedó con los ojos como platos, y automáticamente dijo ¡el aceite!

A veces cuando se habla de abundancia pensamos en grandes sumas de dinero, por ejemplo, y no es que eso esté mal, sino que la abundancia puede manifestarse de muchas otras formas... con regalos de la Vida. Abundancia es una mezcla de aceites que se han utilizado tradicionalmente por su alta frecuencia energética, y cuando nuestra frecuencia es mayor, somos más capaces de conectar con algo más allá de nosotros y de valorar todo lo bueno que tenemos en nuestra vida y, por qué no, de recibir con los brazos abiertos nuevos presentes.

Canela, incienso, pachuli, naranja, clavo, jengibre y picea son los aceites que componen esta mezcla, de olor intenso. Tan sólo unas gotas son suficientes para sentir su aroma y, si además lo hacemos con algunas afirmaciones, será aún más fácil que nuestros sentidos estén más receptivos para disfrutar, como dice la canción, de todas las cosas buenas que tiene la Vida.