Lim-OM

14.09.2017

Sí, has leído bien, no es una errata, es que perfectamente podríamos llamar al aceite de limón, lim-OM (sonido sánscrito que simboliza la unión de lo físico con lo espiritual, del uno con el todo) Según el aromaterapeuta Pablo Salomone, el limón aporta integración con los otros, autenticidad, humildad, equilibrio entre lo espiritual y lo material, tolerancia y comunicación, por ello es un aceite muy útil cuando nos enfrentamos a cambios en nuestra vida, para ayudarnos a conectar con los demás y comunicar desde nuestro centro.

Una frase que se me quedó grabada de la gran Techu Arranz es "cuando el soma atiza, profundiza" y es que, cuando revisamos artículos relacionados con la salud natural, podemos comprobar cómo, si no manejamos adecuadamente nuestras emociones, éstas pueden terminar manifestando síntomas en el cuerpo. P ej,  la rabia y la frustración, suelen estar relacionadas con el higado y si no somos capaces de gestionarlas de una forma saludable, según algunas medicinas como la MTC (Medicina Tradicional China) con el tiempo puede ser que desencadenen en síntomas en éste.


El aceite de limón, por su alto contenido en d-limoneno, nos ayuda a nivel físico, entre otros aspectos, a eliminar toxinas y hacer una suave depuración del hígado. Tal vez ese sea el motivo por el que nos resulte tan útil a la hora de poder manejar la rabia o la frustración en nuestra vida y por el que nos aporte, como decia Salomone, tolerancia. Aplicando unas gotas en el hígado e inhalando profundamente, podemos conseguir que disminuyan las primeras y aumente la segunda.


Como curiosidad ¿Sabías que hacen falta 3000 limones para producir un kilo de aceite?