Lavanda, la sanadora universal

21.09.2017

El olor a lavanda es uno de los aromas que todo el mundo conoce, ya que suele acompañarnos desde la infancia. Incluso el aceite es algo que muchas personas han usado en un momento u otro. Tiene un aroma relajante, que ayuda a calmar tanto a humanos como a animales. Se dice que representa el Amor Universal, la totalidad. Es un aroma que nos ayuda a equilibrar cuerpo y mente y puede resultar útil como remedio rescate en momentos de ansiedad.
Un estudio de la Universidad de Miami encontró que la inhalación del aceite esencial de lavanda incrementaba las ondas beta en el cerebro, lo que produce un aumento de la relajación, ayuda a reducir la depresión y a mejorar el rendimiento cognitivo. En 2001 otro estudio encontró que la lavanda reducía el estrés mental.

Más allá de los estudios, casi todos hemos podido comprobar cómo inhalar lavanda nos hace sentir un estado de paz y relajación. Puesto en los pies, ayuda a los peques y no tan peques a relajarse y dormir. En general es un aceite comodín ante cualquier situación tensa que podamos tener, miedo, ansiedad, rencor..también ayuda a bajar la tensión por lo que es muy útil para personas con hipertensión.Echa unas gotas en el difusor para dormir, póntelo en los pies, echa unas gotas en las manos e inhálalo para ayudar a calmar tensiones.Ponlo en el corazón para relajarte y...ahí donde sientas que te puede venir bien.

Inhala lavanda y ...¡relax!