Arriba el ánimo con mandarina

28.09.2017

Tengo la sensación de que el aceite de mandarina es un gran desconocido. Así como la naranja y el limón son olores muy presentes en el día a día  (en alimentación, productos de limpieza, perfumes, etc.)  la mandarina parece que pasa más desapercibida. Sin embargo su aroma entre ácido y dulce tiene muchos beneficios a nivel emocional. Nos proporciona alegría  pero también relajación.

Su alto contenido en limoneno hace que sea una buena opción para utilizar en momentos de estrés, un masaje en los pies antes de dormir nos ayuda a relajarnos.  Además su aroma cítrico ayuda a mejorar el estado de ánimo y, puesto en el difusor o en un masaje en los pies, puede ayudar también cuando hay síntomas de depresión. A personas que se muestran decaidas y sin esperanza, y aquellas que llevan mal envejecer, les ayuda también a conectar con esa parte más lúdica de la vida y aceptar el proceso vital.

¿Cuáles pueden ser las mejores formas para beneficiarnos de sus propiedades?

Dándonos un masaje en los pies

Aplicándolo en la zona del plexo solar (boca del estómago) punto neurálgico de las emociones

Echando unas gotas en el difusor

Y de cualquier otra forma que te haga sentir bien, teniendo en cuenta de que, al ser cítrico, es fotosensible, con lo que tenemos que tener cuidado de no exponernos al sol pasadas unas 48h de su aplicación.

Abre el frasco de mandarina y ¡arriba el ánimo!